Interposición de recurso de apelación contra denegación de permiso ordinario penitenciario
Marginal : 69390094

INTERPOSICIÓN DE RECURSO DE APELACIÓN CONTRA DENEGACIÓN DE PERMISO ORDINARIO PENITENCIARIO 

 

AL JUZGADO DE VIGILACIA PENITENCIARIA Nº4DE……… PARA  ANTE LA I LMA. AUDIENCIA PROVINCIAL DE……….. 

DÑA…………………, procurador de los tribunales en nombre y representación del interno D………………, conforme tengo acreditado en los autos al margen referenciados, bajo la dirección letrada de D…………………, nuevamente comparezco y como mejor proceda en Derecho DIGO:

Que habiéndose dictado providencia de fecha 24 de agosto de 201O, notificada el día 8 de septiembre, por medio del presente escrito vengo en plazo y forma legal, a FORMALIZAR RECURSO DE APELACION contra el Auto de fecha 26 de marzo de 201O, que desestimaba el recurso interpuesto por el interno, denegando permiso ordinario, en base a las siguientes:

A L E G A C I O N E S 

UNICA. - Que el presente recurso de apelación se interpone contra el citado Auto, que desestima el recurso de reforma interpuesto directamente por el Penado contra el Auto de fecha 1 de febrero de 201O en base al acuerdo desfavorable de la Junta del centro Penitenciario de ……….…………de fecha 3.12.09, en base principalmente a los antecedentes delictivos "interno reincidente, cuanta con 8 años en prisión y con antecedentes de drogodependiencia,  ..."Fundamento IV del Auto de 1.2.1O que se ha examinado la concurrencia de los expresados requisitos mínimos del art. 154 del Rgto. Penitenciario; clasificación en segundo grado. extinción de la cuarta  partes de la condena y observancia de buena conducta; y se ha de atender a otros factores como son "la personalidad del interno solicitante, antecedentes  delictivos, y la clase de delitos cometidos, su vinculación familiar, el lugar donde se vaya a disfrutar el permiso en caso de concesión y el entorno social en el que presumiblemente se va a integrar, el tiempo que resta para cumplir su condena o para el cumplimiento de las % partes" en la reiterada argumentación que vienen a modo de formulario repitiendo los Juzgados de Vigilancia, de forma genérica sin adecuar  su pronunciamiento  a  la individualización  y  características  peculiares  y   personales de cada interno. Concluyendo que procede su desestimación al   preciarse elementos negativos conectados a la finalidad última del permiso, es la preparación para la vida en libertad, por lo que ante tales motivos no se satisface la finalidad y se incrementa el riesgo de quebrantamiento. (F.D.IV in fine).

Entendemos que no se han valorado debidamente, sea dicho respetuosamente, las CIRCUNSTANCIAS CONCURRENTES EN EL PRESENTE CASO. Toda vez que desde el punto de vista personal reune condiciones favorables para la concesión del permiso.

Se habla de reincidencia en la com1s1on de delitos, nada se expone si producidos en la excarcelación o durante el disfrute de permiso, presumiéndose por su historial delictivo que son anteriores a su ingreso en prisión, en consecuencia no consta quebrantamiento  en  las  salidas  disfrutadas,  no  ha  sido  sancionado  por el  Centro, observa  buena conducta y señala el interno en su escrito de fecha  14.12.2009 que el permiso es para pasarlo con su familia, que tiene buena conducta y sin ningún parte en la mitad de la condena, dando un dato relevante, cuál es su deseo de utilizar el permiso para trabajar en la Empresa de Cerrajería de su hermano, facilitando todos los datos para su localización,  polígono industrial localidad, etc,  que era oficial de cerrajería, empleo que detentaba en el momento de su ingreso añadiendo -que no está pagando por un delito de Robo sino por un delito de lesiones. Lo que entraña un claro deseo de rehabilitación laboral y un lazo familiar importante.

La junta de tratamiento del centro como motivo de denegación, que tiene un trayectoria delictiva y que no ha abonado la RR.CC. (cifrada en 2.220 euros)... no existen  garantías  suficientes  de  hacer  un  buen  uso  del  permiso.  Pues   bien   su incorporación a  un  trabajo  remunerado  no  solo  le  hacen  adquirir  un  habito  de responsabilidad.    preparación   y   adaptación   para   su   reinserción   socio-laboral   en   el ámbito de un negocio familiar. situación idónea para su reinserción social, sino también le proporcionan un medio para poder sufragar dicha responsabilidad civil.

Respecto a "su trayectoria delictiva consolidada por la comisión de múltiples delitos" se ha de resaltar que ha cumplido la % de la pena con fecha 23.12.09, y se encuentra muy próxima 1/3 de la pena con fecha 6.11.10, y en ningún caso no debe ser penado dos veces por los mismos hechos.

Llama la atención, el INFORME de denegación de permiso del Equipo Técnico del módulo, mero formulario que es rellenado con cruces y cuatro datos más; gravedad delictiva "lesiones con uso de medio peligro", reincidencia x, antecedentes de drogodependencia x (nada se dice de su evolución, ni consumo, con la seguridad de estas defensa que de haber sido positiva las analíticas figuraría en su perjuicio, en su apartado 06D), No asunción resp. Civil 2.220 euros, para significar en su Conclusión "Falt de garantías; riesgo de reincidencia, quebrantamiento o mal uso del permiso". Resaltando esta defensa la necesidad de individualizar tales informes para adecuar la concesión del permiso a la REALIDAD del interno, debiendo afirmar que tales informes deben recoger los datos concretos de formación, curso, preparación laboral, evaluación del lugar y familiares de apoyo en el permiso, entre otros muchos, como son el resultado de permisos anteriores, etc.

La  concesión  del  permiso  solicitado  no  solo  supone  un   incentivo  para  su rehabilitación sino que impediría el desarraigo, vínculo natural e imprescindible para la reinserción social. Aspecto sociales que han sido omitidos por la junta de tratamiento.

Desde el punto de vista técnico, mi defendido cumple con los requisitos genéricos, para la concesión de permiso ordinario, del art. 47.2 LO. Gral. Penitencia y art. 154.1 Rgtro. Penitenciario, clasificado en segundo grado desde el 28/01/09 y cumplido más de Y4 parte de la pena, constando, no obstante con el negativo informe de la Junta de Tratamiento.

Debemos puntualizar respecto a la denegación efectuada por el Juzgado de Vigilancia, manifestados en el primer párrafo de este escrito, que se trata de motivos generalizados y no individualizados, nada dice  de los motivos mantenidos por el penado en apoyo de su concesión (Inexistencia de concurrencia de circunstancias peculiares, no existe prohibición de residencia en lugar concreto pese a señalar que existe prohibición/medida de alejamiento acordada en sentencia de aproximación comunicación con la victima por la que fue condenado  por el Oto. de lesiones), sin precisión alguna del lugar o cercanía con el lugar del disfrute del permiso y lugar de trabajo, en una nueva falta de concreción de los motivos de la denegación.

Es reiterado el criterio sobre que la lejanía en el cumplimiento de la condena no es un factor negativo para denegarlo, toda vez que "La preparación en libertad ha de ser paulatina, y por ello, debe iniciarse lejos del cumplimiento final de la condena la concesión de los permisos en orden a la PREPARACION PARA LA LIBERTAD' (Conforme a los Autos 410/97, 447/97, 670/97 dictados por esa lima. Secc. De la Audiencia Prov. de Madrid).

En cuanto al alto  riesgo  de  quebratamiento  de  condena, toda concesión  de permiso penitenciario (independientemente  del  grado),  supone  un riesgo,  bien  de quebrantamiento, bien  de  comisión  de  un  nuevo  delito  durante  el  mismo,  riesgo prevenido por la Ley, que incluso prevé las consecuencias de ese mal uso del permiso (medidas disciplinarias, delito de  quebrantamiento, valoración negativa de  futuros permisos, etc.). En cualquier caso,  el margen de error que todo  enjuiciamiento de conductas futuras conlleva es asumible. basándose como única   pauta subjetiva LA CONFIANZA en la respuesta del preso. (Conforme a los Autos 586/97 AP 5ª Madrid y Auto JVP nº 3 de Madrid de 14/2/94). Confianza que queda acreditada con la buena conducta, trabajo, actitud participativa y responsable  desarrollada  en el Centro de Reclusión.

En tal sentido el Auto 1159/97 (AP 5ª Madrid), ha señalado que pese a sus riesgos, el éxito en general de los permisos penintenciarios nace en buena medida de la invitación a la propia responsabilidad que el permiso supone.

En el ámbito Europeo, el comité de Ministros el 12 de febrero de 1987, señala ".. que se conceda el permiso penintenciario en la más amplia medida posible y con la mayor frecuencia posible", lo que reafirma el carácter educativo, de responsabilidad y reinserción, necesarias para la reincorporación a la sociedad del recluso. 

En su virtud,

SUPLICO, se admita este escrito, tenga por formalizado RECURSO DE APELACIÓN contra el Auto de 26 de marzo de 2010, y en mérito a sus manifestaciones, estime el presente recurso y acuerde la concesión del permiso en su día solicitado.

Es justicia que pido en…….., a 13 de septiembre de 201O 

Proc…………………..

?>
No Existen Notificaciones