Contestación a demanda de juicio ordinario
Marginal : 69345762

AL JUZGADO

DON……………….., Procurador de los Tribunales y de DOÑA………………….,  según acredito con la copia del poder, que suficiente para este acto acompaño, ante el Juzgado comparezco y como mejor proceda en Derecho DIGO:

Que por medio del presente escrito, y dentro del plazo concedido al efecto, esta parte viene en contestar a la demanda formulada por Banco…………….; contestación que se realiza bajo la dirección del letrado Don……………., Abogado del Colegio de….., con domicilio en ….. (….), calle…., Código……

Se basa esta contestación en los siguientes hechos y fundamentos de derecho:

                            HECHOS

Previo.-  Nada que objetar al correlativo de la demanda.

Primero.-    Queremos llamar la atención del Juzgador y ello es importante a los efectos de la presente litis, que el actor NO HA ADJUNTADO A SU DEMANDA LAS CONDICIONES  DEL  PRÉSTAMO  HIPOTECARIO A LAS QUE HACE REFERENCIA EN EL CORRELATIVO DE LA DEMANDA.

Así, diremos que en el correlativo, el actor dice que en la inscripción 2a de la finca registral 7227 ( documento 2 de l demanda) se contienen las condiciones del préstamo hipotecario concedido sobre la finca de mi patrocinada.

Más ello no es cierto puesto que, aparte de equivocarse en el número de finca (no es la 7227, sino la 7261), en la inscripción 2a de la misma no se recogen las condiciones del préstamo. ni se hace referencia a los intereses de demora ni a la fijación de las deudas líquidas. Y TODO ELLO TIENE ESPECIAL IMPORTANCIA PARA EL DESARROLLO DEL PRESENTE PROCEDIMIENTO.

Es obvio que el actor tenía en su poder  esta información y

SON EMBARGO NO LA HA APORTADO AL PROCEDIMIENTO.

La inscripción 28 de la certificación registra!, lo único que dice es que la finca 7261, responde de 2.879.800 pesetas de principal, intereses d 5 años 1 11% y del 30% para costas y gastos.

No se recogen por tanto ni los intereses de demora, ni la fijación de las deudas líquidas.

Segundo.-  De acuerdo con el correlativo de la demanda .

 

 

Tercero. - Mi mandante desconoce todo cuanto se expone en el correlativo de la demanda, PUESTO QUE ES LA PRIMERA NOTICIA DE QUE SU FINCA HUBIERA SIDO OBJETO DE PROCEDIMIENTO HIPOTECARIO ALGUNO: EN NINGÚN MOMENTO , MI MANDANTE RE.CIBIÓ NOTIFICACIÓN ALGUNA DE PROCEDIMIENTO HIPOTECARIO, NI QUE SU FINCA HABÍA SIDO SUBASTADA, NI SIQUIERA SE·LE DIO TRASLADO DE LA ADJUDICACIÓN.                  .

NO TIENE NOTICIA ALGUNA DE CUANTO SE EXPONE EN EL CORRELATIVO.

Es preciso observar que mi mandante no vivió en el domicilio objeto del procedimiento como consecuencia de su separación matrimonial , que se llevó a efecto precisamente en el año 1.998, según acredito con la copia de la sentencia que data del 29 de Junio de 1.990, si bien, y ello es importante, el procedimiento es del año 1.988, dado que está registrado con el número 16/88.

Como  documento  2 adjunto  la partida  de matrimonio  de mí mandante, a cuyo margen consta inscrita la separación antes citada.

Y como documento número 3 adjunto igualmente certificado de cómo mí mandante está empadronada en Pinto desde el año l.991, esto es 2 años antes de la supuesta subasta.

Dicho lo anterior, reiteramos que a mi mandante nunca le fue notificado procedimiento alguno, tal y como acreditaremos en el momento procesal correspondiente.

No obstante lo anterior, diremos que de la documentación aportada de contrario , NO CONSTA CUAL ERA LA DEUDA EN EL  MOMENTO   DE   LA  SUBASTA,   SÓLO   CONSTA   UN CERTIFICADO DEL BANCO HIPOTECARIO, el señalado con el número 4°, en el que se hace referencia a una liquidación de deuda al 13-10-1993, PERO NO CONSTA RESOLUCIÓN JUDICIAL ALGUNA EN EL QUE SE DIGA CUAL ERA LA DEUDA A LA FECHA DE LA SUBASTA, y ello es importante, toda vez que el actor conoce de la existencia de ello:

Reiteramos por si no ha quedado suficientemente claro: No se recoge en la documentación aportada de contrario cual era la deuda que el Juzgado número 20 de Madrid, había fijado como deuda existente en el momento de la demanda: NO SE APORTA NINGUNA RESOLUCIÓN JUDICIAL EN ESTE SENTIDO: HUBIERA SIDO MUY FÁCIL PARA EL ACTOR HABER APORTADO TODO EL PROCEDIMIENTO JUDICIAL, Y SIN EMBARGO, POR LAS  RAZONES QUE ESTA PARTE DESCONOCE, NO LO HA HECHO:

Y la única realidad es que sólo se recoge en el documento número 3, el Acta de la subasta en el que se reseña que la finca de mi mandante fue adjudicada al hoy actor en 2879.800 pesetas. Y NADA MÁS: en  la  certificación  registra!  número  2,  y  en  su  inscripción  7ª única  y exclusivamente se dice que la finca fue vendida por el Juzgador, 2.879.800 pesetas, cantidad inferior a la adeudada : PERO NO SE DICE CUAL ERA LA CANTIDAD ADEUDADA .

EL ACTOR PUDO APORTAR A ESTE PROCEDIMIENTO EL AUTO O RESOLUCIÓN JUDICIAL EN EL QUE SE ESTABLECIESE CUAL ERA LA DEUDA.

DEUDA QUE ESTA PARTE, A TENOR DE LOS DOCUMENTOS APORTADOS DE CONTRARIO NO RECONOCE.

Cuarto.- En desacuerdo con el correlativo de la demanda: El actor en su documento número 6 recoge una deuda al 13-10-1993 que no sabemos si es o no la correcta, dado que no ha aportado documento alguno en tal sentido, como pudiera ser la resolución judicial.

Además aplica unos intereses del 18,4%, que no sabemos si son o no los correctos¿ por qué no aplica un interés del 7% ?

¿En base que documento aplica ese interés y no otro?

Y lo mi smo hay que decir respecto del interés del 11,4% del que tampoco sabemos de donde procede.

Es más en este documento 6 , se laude a la existencia de unas costas tasadas de 2.985,74 Euros, cuando en la propia demanda se dice de forma clara que NO SE HA PRACTICADO TASAC..IÓN DE COSTAS EN EL PROCEDIMIENTO.

Es obvio pues que esta parte no puede aceptar el contenido del documento en cuestión, puesto que son meras afirmaciones vertidas de contrario que no se ajustan a la realidad.

Hubiera sido muy fácil haber aportado la resolución judicial donde  se establecía  la  deuda, así  como  las  condiciones  del  préstamo hipotecario, con sus intereses de demora y similares: y sin embargo el actor ha ocultado esta documentación al Juzgador.

Los documentos 7 y 8 tampoco sirven para dilucidar el procedimiento ahora planteado: son meras manifestaciones de parte.

Así el documento 7 es un certificado del propia banco, en el que nos dice que la deuda asciende a 19.306,35 Euros.

Pero no justifica la deuda: también podía decir que la deuda era de 300 Euros, o de 1.000.000.- de euros.

Lo importante, volvemos a reiterar, es que no se han adjuntado los documentos en los que poder calcular la deuda .

Y lo mismo decimos del documento 8: el fedatario público se limita a reproducir lo que le ordena el BBVA .  Así lo dicen el punto 3° del documento.

Se ha limitado sin más a reproducir lo que le ha dicho el BBVA: y si se nos permite la licencia, con todo el respeto: si BBVA dice que la deuda es de 300 Euros, pues así lo habría certificado.

Quinto.-    En todo caso, y ello si es  importante, queremos reiterar del Juzgador, y así lo probaremos, que:

1°.- A mi mandante no le fue notificado procedimiento hipotecario alguno.

2°.- Que, 10 años después de la subasta y adjudicación al BBVA de la finca, si se le notifica una demanda en el domicilio que vive desde el año 1.99 1 (2 Años antes de la subasta).

Curiosamente se ha instado un procedimiento hipotecario en rebeldía de mi mandante (puesto que no se le  ha  notificado  resolución judicial  alguna) y ahora sí se conoce su domicilio.   

3°.- Que no se entiende muy bien por qué el actor no  ha instado antes el procedimiento que ahora ha efectuado.

4°.- Que en todo caso, diremos que el actor, una vez adjudicada la finca subastada, procedió a la venta de la misma, según la inscripción 9 de la certificación registra!( documento 2), a la empresa ……………………. , por importe 4.300.000.- Pesetas operación que se efectúa según la nota registra} , en fecha de 28 de Septiembre de l.995.

5°.- O dicho en otros términos: el actor al vender la finca se ha resarcido con creces de la supuesta deuda que pudiera mantener mi mandante con el actor.

¿Por qué no ha computado el actor el importe de la venta para cancelar la deuda que supuestamente mantenía con el Banco?

Existe un claro enriquecimiento injusto por parte del BBVA, quien procedió a vender la finca, obteniendo 4.300.000.- pesetas por la venta  del  mismo,  y  sin  embargo  no  computa  este  importe  a  la  deuda existente: ES OBVIO EL ENRIQUECIMIENTO  INJUSTO POR PARTE DEL BBVA.

A los anteriores hechos son de aplicación los siguientes, FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- De acuerdo con el correlativo de la demanda, en cuanto a la Jurisdicción, Competencia. , clase de procedimiento, y capacidad de las partes.

SEGUNDO.- ARTÍCULOS 269 y 270 DE LEC:

Que regulan de forma clara, que el actor debió de traer a este procedimiento,  los documentos en los que basaba su demanda, tales como:

1°.- El contrato del préstamo hipotecario, con todas sus condiciones, tales como intereses de demora, y fijación de la deuda.

2°.- El auto  o sentencia dictada por  el Juzgado  de Primera

Instancia 20 de Madrid, en el que se fijase cual era la deuda existente a la fecha de ]a subasta.

3°.- Todos aquellos documentos necesarios para el cálculo de

la deuda a la fecha actual de presentación de la demanda.

Documentos QUE NO PODRÁ APORTAR EN NINGÚN OTRO MOMENTO DEL PROCEDIMIENTO, SEGÚN EL ARTÍCULO 270 DE LEC.

TERCERO.- Artículo 7 del Código Civil, en cuanto que los derechos han de ejercitarse conforme a las exigencias de la buena fe, y en su punto 2°.- en cuanto que la ley no ampara el abuso de derecho o el ejercicio antisocial del mismo.

Y esto es aplicable al presente caso, en los siguientes términos:

1°.- El Juzgador no puede amparar o dejar que el actor presente una demanda 1O años después de la subasta.

Entre  otras  cosas  ,  al  retrasar  la  demanda,  ello  trae  como consecuencia que aplique (sin justificación alguna unos intereses del 18%), cuando hoy en día los intereses son muy inferiores: el actor pretende por tanto obtener unos beneficios muy desproporcionados a la realidad actual ( en caso de prosperar su demanda).

2°.- Resulta increíble ( y ello dará lugar a la correspondiente demanda) que el actor en su día instara un procedimiento judicial, sin haber aportado el domicilio actual de mi mandante y dando lugar a que se tratara un procedimiento hipotecario en el Juzgado n°… de los de……., sin que mi mandante hubiera tenido conocimiento alguno del mismo, y ahora si se le demande en su domicilio actual: El………………., de forma totalmente maliciosa ha ocultado el domicilio de mi mandante                                                                   en el procedimiento hipotecario y una vez vendida la finca subastada, le demanda en su actual domicilio (el mismo desde 2 años antes de la subasta l.

Se trata de una evidente mala fe del actor, que ha ejercido su derecho de mala fe, y con evidente abuso, tratando de ocultar un domicilio llevando un procedimiento contra mi mandante en domicilio desconocido, sin darle oportunidad para mejorar la postura de la subasta y en definitiva en clara violación de sus derechos.

Curiosamente   sin   embargo,   una   vez   vendida    la   finca

subastada, sí capaz de localizar a mi mandante.

3°.- Porque el piso que le fue adjudicado al……., fue vendido por este, obteniendo una claro beneficio sobre el importe de la adjudicación, y pretender ahora no aplicar el importe de la venta para disminuir la supuesta deuda, es actuar de mala fe, ejercer el derecho de forma abusiva y además obtener un evidente enriquecimiento injusto máxime cuando mi mandante desconocía de  la existencia del procedimiento.

CUARTO.-        Si todo lo anterior no es suficiente para desestimar la demanda, el Juzgador, deberá tener en cuenta y ello es una prueba más de la mala fe del actor, que aplica un interés del 18% sobre la demora existente ( y que él no ha procurado cobrar), olvidándose de 1 existencia de una normativa muy clara, cual es la del………..y especialmente la Ley 7/1995 de 23 de Marzo de Crédito al Consumo (BOE de 25 de marzo de 1.995), en cuyo artículo 19.4 se establece que:

"En ningún caso se podrán aplicar a los créditos que se concedan, en forma de descubiertos en cuentas corrientes a los que se refiere este artículo, un tipo de interés que de lugar a  una tasa anual equivalente superior a 2,5 veces el interés legal del dinero".

No hace falta hacer comentario alguno al respecto, puesto que si aplicáramos este artículo, es obvio que el tipo a aplicar sería, año tras año, muy inferior al 18% que se aplica en la liquidación correspondiente.

Es más el tipo del 18%, podríamos decir que sería de usura en los términos de la Ley Azcárate,  Ley de 23 de Julio de 1.908, artículo 1°.

La demanda ha de ser desestimada en todos sus términos. Por lo expuesto,

SUPLICO AL JUZGADO, que habiendo por presentado este escrito, con sus copias y documentos unidos, los admita, y en nombre de DOÑA…………………………, tenga por contestada la demanda, y luego los trámites oportunos, dicte sentencia, por la que , previo el recibimiento del pleito a prueba, DESESTIME LA DEMANDA INTERPUESTA POR….., condenándole expresamente a las costas del procedimiento.

Es de Justicia.

OTROSÍ DIGO: Que interesa al derecho de esta parte, el recibimiento del pleito a prueba, señalando los siguientes archivos y oficinas: Protocolo de Don………..; Juzgado de Primera Instancia 4 de Leganés; Registro Civil Central; Ayuntamiento de….; Juzgado de Primera Instancia…. de…. Procedimiento Hipotecario 1129/1988.

SUPLICO AL JUZGADO, tenga por hechas las designaciones anteriores a los efectos legales oportunos.

Es de Justicia que reitero. ….. a… de…… de…….

?>
No Existen Notificaciones