Recurso de Apelación por disconformidad en cuantía de multa
Marginal : 69343390

AL JUZGADO DE  INSTRUCCION N° … DE …...

 

 

DOÑA …………………………………, Letrada del ….., Colegiada. …………  y  de…………………..según consta acreditado en los autos al margen referenciados, ante el Juzgado comparezco y como mejor proceda en Derecho, DIGO:

 

Que por medio del presente escrito y conforme a los artículos de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, según la Ley 10/1992 de 30 de abril de Medidas Urgentes de Reforma Procesal, vengo en  formular RECURSO DE APELACIÓN, contra la Sentencia dictada por dicho Juzgado de fecha 5 de mayo de 2004, notificada el día 14 de mismo mes y año, por entender que dicha Sentencia no es ajustada a Derecho, dicho sea en términos de estricta defensa y con el máximo respeto para el Juez que la dictó, recurso que basamos en los siguientes:

 

 

MOTIVOS DEL RECURSO

 

 

 

PRIMERO.- El primero de los motivos aducidos se corresponde con la responsabilidad penal, la discrepancia existente en la solicitud de pena efectuada por el Letrado de la acusación y la impuesta por el Juzgador.

 

En cuanto a la responsabilidad penal, si bien es cierto que el Letrado de la acusación particular no cuantificó la pena solicitada , ni los días de multa ni  el importe en € por día, no es menos cierto que SOLICITÓ LA PENA MÍNINA, de ahí que esta parte mostrara conformidad con dicha petición, no obstante sí nos pronunciamos en la misma 15 días de multa y 1,2€ por día, no pudiendo mostrar Conformidad con la establecida por el Juez a quo quien, a pesar, de solicitar  la a sanción la mínima, impone,  como  tal, a  ……………… treinta días de multa con una cuota diaria de 6,01€, total 180,30€ (30.000 pesetas), desde luego no se corresponde con la mínima solicitada, ni con la actitud del denunciado, que en todo momento ha reconocido y admitido su culpa, con total honestidad, no siendo merecedor  por ello de tal sanción, por encima de la solicitada  y, lo que es

aun más importante, dada la importante entidad de la misma , el Juez a quo a tenor de lo establecido en el Art. 52-2 del Código Penal, para determinar en cada caso cuantía, deberá considerar, no sólo las circunstancias atenuantes y agravantes del  hecho, SINO PRINCIPALMENTE LA SITUACION ECONOMICA DEL CULPABLE, lo que no ha ocurrido, se ha impuesto una pena muy considerable, sin  quiera  saber  la situación económica  del condenado, lo cual tratándose de  la nulidad de la multa se debería haber considerado , no en el caso de la solicitada pena mínima, de ahí que entendamos que en el primer aspecto que debe revocarse la Sentencia, es en el penal, concretamente los días de multa y la cuota.

 

SEGUNDO.- ERROR EN LA VALORACION DE LA PRUEBA.

 

El motivo del presente recurso tiene su fundamento en lo que entendemos juicio equivocado del Juez que dicta la Sentencia recurrida, en la apreciación de la prueba a la hora de valorar el informe médico forense, a la vista de la impugnación del mismo, entendiendo, por ello, dicho sea respetuosamente, que de acorde con lo alegado y acreditado sería más lógico y acertado una consideración distinta, y por tanto un resultado también diferente en cuanto a la Sentencia.

 

Estamos en total desacuerdo con lo argumentado por el Juez a qua en el Fundamento de Derecho Segundo de la Sentencia recurrida, evidentemente no en cuanto a que la persona que ha sufrido un perjuicio tiene derecho a una reparación, en el sentido de que debe ser repuesta en una situación tan parec1da como sea posible a la que tuviera si el hecho perjudicial no se hubiera producido, sino en cuanto que dicho perjuicio suponga un enriquecimiento injusto, al haber conseguido por desobediencia médica, sobredimensionar sus lesiones, alargando todo el proceso innecesariamente, obteniendo un fín secuelar que de haber seguido la pauta médica no se hubiera producido. Decimos que existe error en la valoración de la prueba porque el Juez a quo en el referido fundamento , hace constar que esta parte funda su oposición a la pretensión indemnizatoria en la falta de acreditación del tratamiento  seguido  por  el  lesionado,  lo  cual  es  totalmente  cierto, el  propio lesionado manifestó en el acto del juicio , que no pudo darse de baja porque tenía que trabajar  y, aunque,  luego  manifiesta  que  no tuvo  más  remido  unos días, sin embargo,  no aporta  la  misma, admitiendo  que  había  sido  visto  y  explorado  por nuestro médico, quien le pautó una inmovilización y prescribió posteriormente una rehabilitación,  reconociendo  que  acudió  a  rehabilitación, abonada  por  ....,  en una clínica de Fuenlabrada pero no siguió con ella porque no podía perder 4 horas (desconocemos por qué debía emplear 4 horas, desde luego no eran de rehabilitación, y si se le remite a …………… es a petición del lesionado. Esta parte no ha negado que llevara collarín, lo desconocemos, luego difícilmente podemos basar en ello nuestra oposición, además, nos parece bastante simple el argumento, lo único que manifestamos es, nuestra sorpresa ante el hecho de que la médico forense requiera tanto los informes médicos como los de rehabilitació emitidos por el Dr. ………. y por el Dr. ………………, a instancias de …………….., dado que  el  lesionado  carecía  de  informes, salvo  el  informe  de  urgencias, dichos informes nos sean requeridos por el Juzgado a su instancia, se presentan por   esta parte y, no solo, no los tiene en consideración, sino que al ser llamada al acto del juicio  ratifica su informe, impugnado por esta parte y, basa su ratificación en el parte de urgencias , manifestando en nada afecta si hubo baja o no, entendiendo que debería haber estado al menos 15 días de baja, entendemos que, acreditado como está, que no lo estuvo, no podemos admitir la misma, sin embargo no deja de llamar la atención que para el período de curación acepte el tiempo establecido por el Dr. ………, 60 días, siendo la única discrepancia con la valoración de ambos, que los 60 días que se establecen por el Dr. ……… son de curación, no estableciendo ninguno de impedimiento ya que abiertamente manifestó que debía seguir trabajando y así lo hizo.

 

Incurre, nuevamente, en un error  a  la hora de  valorar  la prueba  el Juez  a quo, cuando dice que, la ratificación y explicación que hace la médico forense de su informe en el acto del juicio  llevan a tener por acreditadas las les1ones que refiere en su informe, añadiendo , sorprendentemente , que resulta  que no ha propuesto  la parte  denunciada  prueba  pericial  que  pueda  respaldar  su  oposición,  lo  cual  es totalmente  incierto, ya que no sólo obraban en autos los informes médicos del Dr. ………… sobre el lesionado.  sino que dicho  médico acudió al acto del juicio  como testigo-perito, a fin de ratificar y explicar el mismo, y así lo hizo a presencia judicial , a  quien  manifestó  que  reconoció  y  exploró  por  dos veces  al lesionado, a  quien, además,  prescribió  rehabilitación,  la  cual  le  consta   que  no  llevó  a  efecto   por decisión   personal,  manifestando   que  de  haber   seguido   el  tratamiento   médico pautado hubiera curado antes y sin secuela, máxime en una persona joven como el lesionado, manifestaciones  que  el  Juez  a  quo  no sólo  no valora,  sino  que  ni  si quiera reseña en Sentencia  motivando  su inadmisión o no consideración , luego no se ha fundamentado  su rechazo, a pesar de que son de seguimiento  del paciente desde el momento del accidente y, sin embargo, el informe forense se emite un año después   del   accidente,  sin   documentación   médica   nueva,  sin   apoyatura   en objetivación  clínica  alguna, como  TAC, RNM, PET, Ecografías, Melografía, etc y, con  la sola  manifestación  del propio  lesionado  (parte  interesada)  le son  referidas por el lesionado, no dejando de ser referenciales , no pudiendo  decir  lo mismo  del Dr. ……….  quien puede  observar  a escasos  días  del accidente, la intensidad de las   lesiones,   diagnosticándole   un  esguince   cervical   y   pautándole   tratamiento rehabilitador, no llevado a efecto por el interesado, lo cual debemos admitir que nos lleva a considerar   QUE HAY CAUSACION  POR NO ACTUACION  DEL PACIENTE,

quien por decisión personal no se somete al tratamiento médico correspondiente , no obtiene baja laboral ASEVERANDO DICHO PERITO QUE DE HABER SEGUIDO EL TRATAMIENTO QUE LA LEX ARTIS PREVE PARA LAS LESIONES DESCRITAS EN SU INFORME HABRIA CURADO SIN SECUELAS EN UN PLAZO

MENOR, ENTRE 15 Y 30 DÍAS. Entendemos que se ha incurrido en un error en la

valoración de la prueba, en nuestro caso, son de especial importancia los informes médicos del Dr. ……. y su ratificación y explicación en el acto del juicio , sin preconizar, en absoluto , un desmerecimiento del médico forense , que sería verdaderamente injusto, debe, en todo caso, tenerse en cuenta que, como recuerda ……………….. , los médicos forenses, peritos oficiales por definición, no son especialistas , sino Licenciados en medicina y cirugía que, trás superar unas oposiciones  y realizar  un breve curso de actualización general, deben después afrontar pruebas periciales de muy variada índole...si a ello unimos la circunstancia de que normalmente tienen que efectuar con poco tiempo multitud de reconocimientos de lesionados y que no cuentan con medios suficientes para desenvolver una pericia distinta de la consistente en examinar la documentación de que el lesionado sea portador (en nuestro caso más claro ya que al no aportarlo el lesionado requirió la documentación a través del Juzgado a ……), se tiene que comprender perfectamente que con frecuencia sus informes sean defectuosos.

 

No obstante todo lo expuesto , ni siquiera mantenemos que no se consideren secuelas, aunque él mismo las haya generado, sino que se tenga en cuenta lo sucedido a la hora de valorar la, de ahí que se estable Fl2 puntos de secuela por

el Dr. …….. , frente a los 5 puntos establecidos por la forense, QP días _de

_curación D  frente a  los  15 de  impedimento  y  45  de curación  establecidos  por  la forense. No criticamos que se de mayor credibilidad a uno sobre otro, ya que no es lo que ha ocurrido en nuestro caso, sino que uno haya sido obviado totalmente, llegando incluso a decir en Sentencia que esta parte no ha propuesto  prueba pericial que pueda respaldar su oposición, ¿cómo debemos considerar los informes médicos y rehabilitadores aportados al Juzgado y la ratificación en al acto del juicio como testigo-perito del Dr. ………, lo cual consta en el acta del juicio oral.

 

Esta parte entiende que ha demostrado la existencia de error en la valoración de la prueba por parte del Juzgador de instancia, debiendo proceder por ello a la revocación de la misma, tanto en su aspecto penal como en la derivada responsabilidad civil.

 

En su virtud,

SUPLICO AL JUZGADO: Que teniendo por presentado este escrito, se digne admitirlo, tener por interpuesto RECURSO DE APELACION para ante la AUDIENCIA PROVINCIAL, en tiempo y forma contra la Sentencia dictada por dicho Juzgado, y previos los trámites legales oportunos, se dicte en su día Sentencia que revoque la hoy impugnada sustituyéndola por otra más ajustada a Derecho de acuerdo con los motivos en el presente escrito alegados.

 

OTROSI DIGO: Que a efectos de notificaciones esta parte fija como domicilio el del domicilio de la entidad………., sito en……………..

 

SUPLICO A LA SALA: Tenga por efectuada la manifestación que antecede a los efectos procesales oportunos.

 

 

 


…de …… de …..Es Justicia que pido en…….

?>
No Existen Notificaciones