Impugnación a Recurso de Apelación. Delito contra la seguridad del tráfico.
Marginal : 69340403

JUZGADO DE INSTRUCCIÓN N.º 44

 
 
AL JUZGADO DE INSTRUCCIÓN N.º xx DE MADRID PARA LA ILMA. AUDIENCIA PROVINCIAL DE MADRID
 
 
 
DON xxxxxxxx, Procurador de los Tribunales y de xxxxxxxxxx, cuya representación acredito con Poder General para Pleitos que adjunto como Documento nº1,  y de xxxxxxxxxx S.L., representación que acreditaré debidamente mediante comparecencia “Apud Acta” el día que y hora que señale el Juzgado, con la asistencia Letrada de D. xxxxxxx, ante el Juzgado comparezco y como mejor proceda en Derecho, DIGO:
 
Que con fecha 10 de Diciembre de 2009 se nos ha dado traslado del escrito de interposición del Recurso de Apelación formulado por DON xxxxxxxx contra la Sentencia dictada en este procedimiento (sentencia xxx/xxxx de fecha xx.xx.xx), emplazándosenos por diez días para presentar escrito de impugnación al recurso referido.
 
Que siguiendo instrucciones de mis mandantes, vengo en tiempo y forma, a presentar escrito de IMPUGNACIÓN AL RECURSO DE APELACIÓN formulado, en base a las siguientes
 
 
A L E G A C I O N E S:
 
 
PRIMERA.- SOBRE EL PRETENDIDO E INEXISTENTE ERROR EN LA APRECIACION DE LA PRUEBA.
 
 
Esta parte admite y comparte el contenido de la narración fáctica contenida en el Hecho Probado único de la sentencia de fecha  
 
El adverso cuestiona la valoración del Juez en cuanto a que el accidente se ha debió únicamente a la culpa del conductor denunciado xxxxxxx  
 
 
La sentencia recurrida es clara en cuanto a su fundamento de derecho primero:
 
De la prueba practicada no consta acreditado que la causa del accidente se produjera por la distracción del conductor denunciado. Así, el denunciante manifiesta que detuvo  el vehículo colocado el intermitente izquierdo, y que miró por el retrovisor antes de iniciar la marcha atrás, no observando la presencia del vehículo xxxxx y que cuando su vehículo empieza a moverse nota el impacto trasero.
 
El denunciado manifiesta que circulaba por la calle xxxx y que observó el vehículo del denunciante detenido en el paso de cebra con la intermitencia izquierda puesta, y que justo cuando estaba detrás del coche, su conductor dio marcha atrás por lo que accionó el cláxon para avisar de su presencia, lo que no evitó la posterior colisión.  
 
El testigo lo único que ve es la colisión entre los dos vehículos, y lo que si manifiesta es que el vehículo conducido por el denunciado venía circulando por la calle xxxxxxx.
 
En atención a las manifestaciones vertidas por ambos conductores y por el testigo , cabe concluir que el denunciante al iniciar la maniobra de marcha atrás no realizó debidamente el visionado a través del retrovisor  porque de haberlo hecho hubiera visto con antelación suficiente la presencia del vehiculo que conducía el denunciado.  
        
El adverso fundamenta su recurso en la aleación primera en error en la valoración del a prueba  diciendo que por parte del juzgador se omite  que no se advirtió la presencia del coche del denunciado porque no se hallaba lo suficientemente cerca como para no poder iniciar la maniobra de aparcamiento. Siendo ello de suma importancia.    
 
Se dice de adverso que cuando miró por el retrovisor se vió como había distancia suficiente para poder iniciar la maniobra de aparcamiento , y dado que esta duró unos instantes , fue el lapso de tiempo ene l que necesitó el vehículo conducido por xxxxxxxx para echarse encima del vehículo del denunciante y colisionar con éste en su parte trasera.
 
Igualmente refiere respecto del fundamento de derecho primero y unico que por el Juzgador a quo se estima que xxxxxxx no cometió una imprudencia de carácter leve cuando conducía el vehículo depositado  en el taller en el que trabajaba el día 6 de abril de 2009 por la calle del xxxxxx de Madrid  
 
Indica la contraparte que es claro que si xxxxxx  hubiese actuado correctamente  y sin cometer una conducción  negligente, no se hubiere  desencadenado el accidente que nos ocupa. Un dato objetivo irrefutable de cómo l impacto fue provocado por el vehículo conducido por éste , es la etiología de las lesiones sufridas por xxxxxxx, paradigma de los impactos, provocados por vehículos que colisionan con otros por atrás.    
 
Oponiéndonos de pleno a todas las argumentaciones vertidas por el recurrente en su escrito, al ser las mismas resultado de las apreciaciones puramente subjetivas, interesadas y parciales de las pruebas practicadas en el presente juicio que realiza el apelante.  
 
Se dice que la declaración del denunciado es inverosímil  y autor exculpatoria  ya que sostiene que es imposible que justo cuando se encontraba detrás del coche, su conductor dio marcha a tras  por lo que le accionó el claxon  para avisar de su presencia , lo que no evitó la posterior colisión, diciendo que parece imposible que tan fuertes lesiones con un incidente tan pequeño como el que relato el denunciado.  Y que tampoco cree que lo que manifestó ene l acto del juicio oral que el pensó que el vehículo que le precedía iba a girar a la izquierda se sostenga ,diciendo que es altamente improbable por lo que está valorando subjetivamente nuevamente y no se ciñe a los hechos objetivos ya juzgados.  
 
Y por último sostiene su recurso ene l alegato del testigo D. xxxxxxxxxxx que dice que vio y dio la versión del denunciante. Refiere que declarando el testigo que vio la colisión de los vehículos es mucho más razonable inferir que fue el vehículo del denunciado e l que embistió por detrás  al denunciante y no al revés.
 
 Se alega por la recurrente en la parte del recurso que nos incumbe, y que la Sentencia no está debidamente razonada cuando determina que las inferencias lógicas del razonamiento jurídico que se recurre  han sido llevadas a cabo de forma arbitraria, irracional  o absurda, es decir si el razonamiento puede ser clasificado como incongruente en fundamentos arbitrarios atendiendo a las reglas de la experiencia  o comúnmente admitidas.  
 
 
 
 Disconformes con este alegato, hay que advertir a esta Sala, que en el plenario el denunciado se limitó a  
 
No podemos olvidar las circunstancias del siniestro, y el hecho cierto, inequívoco, claro y rotundo de que , y así consta igualmente con la documentación de tráfico aportada a las actuaciones por lo que todo ello supuso la evidencia de prueba que entendemos fue suficiente y clara para que junto con las declaraciones de los lesionados en el plenario, el Juzgador tuviera suficientes datos para hacerse un juicio de valor a la hora de establecer el fallo que ahora se recurre.
 
A mayor abundamiento durante le plenario se incurrió por, en todo tipo de contradicciones que dejaban palpable la falsedad de su propio testimonio.
 
 En conclusión, entendemos que debe confirmarse la sentencia en cuanto a la absolucióm penal y civil derivada de ella, manteniendo el fallo que condena a pagar la indemnización indicada a mis patrocinados, desestimando el Recurso de Apelación interpuesto.
 
 
 
SEGUNDA.-  El recurrente afirma que en el acta del juicio.... 
 
 
 
TERCERA.- Queremos subrayar, por último, y tomando como base todo lo alegado anteriormente que ha quedado patente que la única pretensión del apelante a lo largo de todo su recurso ha sido la de sustituir el criterio de valoración del juzgador de la instancia por el suyo propio, absolutamente parcial e interesado.  
 
A la convicción que ha llegado el juez a quo no es gratuita, sino que nace de una actividad probatoria lícitamente obtenida, y bajo los principios de oralidad, publicidad, contradicción e inmediación.
 
 
Cabe recordar que el art. 741 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal consagra el principio de libre valoración de la prueba que tiene el juzgador de la instancia, cuya traducción no es otra que poder valorar libremente el significado y trascendencia, en orden a la fundamentación del fallo, de las pruebas declaradas pertinentes y efectivamente practicadas, tras el correspondiente juicio motivado de ponderación de las mismas.
 
En el presente caso el juzgador de la instancia ha realizado un juicio motivado, lógico y racional de las pruebas practicadas, ponderándolas en su justa medida, a fin de llegar a la convicción que ha quedado plasmada en la Sentencia ahora recurrida.
 
Y es por todo ello que se debe desestimar el Recurso de Apelación, al no existir el pretendido error en la apreciación y valoración de la prueba alegado de contrario, debiendo confirmar la sentencia en todos sus extremos, y en particular los que hacen referencia a  
   
En  su virtud,
 
 
SUPLICO AL JUZGADO.-  Que teniendo por presentado este escrito con sus copias se sirva admitirlo, y en la representación encomendada tenga por interpuesto en tiempo y forma escrito de IMPUGNACION al Recurso de Apelación interpuesto por el Sr. contra la Sentencia dictada por el Juzgado de Instrucción nº xx de xxx en autos Juicio de faltas xxx/xxxx, dar al mismo el trámite previsto, elevándose el mismo a la superioridad, a fin de que dicte nueva Sentencia, en la que desestime el Recurso de Apelación y confirme la sentencia dictada en su día, solicitando igualmente un pronunciamiento de expresa condena en costas a la parte  recurrente.   
 
 
 Madrid, a xxx de xxxxx de xxxxxxxxx.    
 
 
 
 
 
xxxxxxxxxxxxxx            xxxxxx  xxxx
Procurador de Madrid     Abogado Col. nº xxxxxxxxxx

?>
No Existen Notificaciones