Escrito solicitando alzamiento del internamiento, haya sido éste acordado con o sin audiencia
Marginal : 913076

ESCRITO SOLICITANDO ALZAMIENTO DEL INTERNAMIENTO, HAYA SIDO ÉSTE ACORDADO CON O SIN AUDIENCIA (URGENTE) [1]

 

AL JUZGADO

 

Don/Doña..., mayor de edad, domiciliado/a en..., por medio del presente escrito solicita el cese del internamiento acordado, en atención a los siguientes antecedentes fácticos y razonamientos jurídicos.

 

HECHOS

 

Primero. En fecha..., el juzgado de primera instancia número... de... resolvió el internamiento de don..., decisión confirmada por la Audiencia provincial de... en sentencia número... dictada el día...

 

Segundo. El último informe médico-psiquiátrico sobre el estado del interno, de fecha..., aconseja su continuidad en el centro donde se encuentra, mas el período de seis meses en el que se emiten los informes resulta insuficiente a la vista de la naturaleza del trastorno psíquico que motivó el internamiento. Quien suscribe ha podido comprobar una evolución que permite el alta del paciente, sin que el mismo se haya manifestado por los facultativos responsables, como sería su obligación legal.

 

FUNDAMENTOS JURÍDICOS

 

Primero. Según el artículo 763 de la Ley de Enjuiciamiento civil, en relación con el art. 756 del mismo texto legal, corresponde el conocimiento de esta solicitud al juzgado de primera instancia del lugar donde residiera la persona afectada por el internamiento y que decidió sobre el mismo [2].

 

Segundo. No ha resultado suficiente el cumplimiento del artículo 763.4 LEC, donde se establece una expresa obligación de los facultativos que atiendan a la persona internada, cual es informar periódicamente al órgano judicial sobre la necesidad de mantener la medida de internamiento [3]. No señalado judicialmente un plazo inferior a seis meses a efectos de informar, tampoco se ha obtenido el alta médica en aplicación del último párrafo del citado precepto.

 

Tercero. Sentado lo anterior, este solicitante entiende que conviene requerir un informe psiquiátrico actualizado sobre el estado del paciente, sea o no de los facultativos que ahora se encargan de su asistencia, y que tras las actuaciones que el juzgador estime imprescindibles, se acuerde el cese del internamiento. Sin perjuicio del superior conocimiento de su señoría, se considera que un examen judicial sería fundamental para resolver sobre el particular.

 

En virtud de lo expuesto,

 

SOLICITO AL JUZGADO: Que tenga por presentado este escrito y por hechas las manifestaciones en él contenidas, y acuerde las actuaciones que considere necesarias para decidir sobre la continuación o no del internamiento.

 

 

Es Justicia que pido en la ciudad de..., a (fecha).

 

 

Firma del solicitante (y el número del D.N.I).

 

 

 

 

 

 

 

Notas:

 

[1] A nuestro modo de ver, el problema fundamental de este escrito radica en la legitimación activa. Es obvio que el propio interesado puede presentarlo, pero el régimen del centro psiquiátrico en que se encuentre puede impedirle actuar por si mismo. Es muy posible que su representación haya sido conferida a quien solicitó el ingreso con éxito. Bajo el control judicial no habría que temer sobre oscuros intereses que pretendieran mantener a una persona capaz en cautividad. De todos modos, la importancia del bien jurídico significado en el art. 17 CE, no empece acciones de cualquier interesado, donde incluiríamos al letrado y procurador que se opuso al internamiento y mantenga contacto -si éste es permitido- con el ahora interno, o cualquier familiar o amigo de este último. El problema de la postulación pretérita reside, obviamente, en la validez de sus poderes en la actualidad.

 

[2] Cuando se produce el internamiento por razones de urgencia, y más tarde se ratifica judicialmente la medida, se prevé que el juez competente (el del lugar en que radique el centro de internamiento, párrafo tercero del art. 763.1 LEC), proceda a informar al Ministerio fiscal ex 757.3 in fine. En consecuencia, aunque el control del internamiento se liga a quien lo decide- en este caso el que ratifica-, el inicio de un procedimiento de incapacitación comporta trasladar ese control al juez que atiende la demanda de incapacitación (fuero del demandado, art. 756 LEC), como cualquier otra cautela adoptada, pues el internamiento se equipara a una medida cautelar personal con residencia en el art. 727.11ª LEC, que se transformaría en medida ejecutiva impropia si se mantiene en el fallo judicial (art. 760.1 in fine).

 

[3] En estos casos no existe traslado de los informes médicos a las partes que intervinieron con anterioridad en el procedimiento o ratificación del internamiento. Sólo se dirigen informes al órgano judicial, lo que no deja de suponer una limitación para la defensa de la libertad del interno, pues aquel siempre presentaría un trato impersonal y distanciado que puede reducir el grado de diligencia propicio.

 

?>
No Existen Notificaciones