Introducción
Marginal : 912954

PROCESO DE DIVORCIO DE MUTUO ACUERDO

 

NORMATIVA APLICABLE

 

ART. 748.3º LEC, EN CUANTO A SU CALIFICACIÓN COMO ?PROCESO ESPECIAL?

 

ARTS. 749 A 752, 754 Y 755 LEC, EN LO QUE PUEDA RESULTAR APLICABLE, EN MATERIA DE INTERVENCIÓN DEL MINISTERIO FISCAL, REPRESENTACIÓN Y DEFENSA DE LAS PARTES, INDISPONIBILIDAD DEL OBJETO DEL PROCESO, PRUEBA, EXCLUSIÓN DE LA PUBLICIDAD Y ACCESO DE LAS SENTENCIAS A LOS REGISTROS PÚBLICOS.

 

ART. 769 LEC, EN MATERIA DE COMPETENCIA.

 

ART. 777, EN CUANTO AL PROCEDIMIENTO.

 

ESQUEMA DE LA ACCIÓN

 

DEMANDA O SOLICITUD, CON PROPOSICIÓN, EN SU CASO, DE LA PRUEBA PERTINENTE. TRÁMITE DE RATIFICACIÓN DE LOS CÓNYUGES, POR SEPARADO. POSIBLE PLAZO DE DIEZ DÍAS PARA COMPLETAR DOCUMENTACIÓN, SI LA APORTADA FUERA INSUFICIENTE. EN ESTE MISMO PLAZO, SE PRACTICARÁ LA PRUEBA QUE LAS PARTES HAYAN PEDIDO EN LA DEMANDA, Y LAS QUE SE ACUERDEN DE OFICIO. EN EL MISMO PLAZO (O, SI ÉSTE NO SE HUBIERA ABIERTO, EN EL PLAZO DE CINCO DÍAS), PROCEDE INFORME DEL MINISTERIO FISCAL SOBRE MEDIDAS REFERENTES A LOS HIJOS, Y AUDIENCIA DE MENORES. SENTENCIA DE DIVORCIO Y APROBACIÓN, EN SU CASO, DEL CONVENIO. SUPUESTO DE NO APROBACIÓN: PLAZO DE DIEZ DÍAS PARA PROPONER NUEVO CONVENIO, LIMITADO A LO NO APROBADO. AUTO RESOLVIENDO LO PROCEDENTE. RECURSO CONTRA EL AUTO, NO IMPEDITIVO DE LA FIRMEZA DE LA SENTENCIA (PRONUNCIAMIENTO PRINCIPAL), SI ÉSTA NO SE RECURRE.

 

 

 

 

 

NOTA

La ley intenta evitar el término ?demanda?, que sustituye por los términos ?petición?, ?escrito promoviendo el procedimiento?, o ?solicitud? (así, art. 81.1º del Código civil y 777 de la LEC), ya que el concepto de demanda se asimila preferentemente al ámbito del juicio contradictorio. No obstante, el propio legislador se sirve también, ocasionalmente, de la expresión ?demanda?, que resulta menos exacta, pero que es también admisible, entendida en un sentido amplio.

Otra cuestión de léxico legal es la referente a la rubrica del art. 777 LEC, que reza: ?separación o divorcio solicitados de mutuo acuerdo o por uno de los cónyuges con el consentimiento del otro?. Existe aquí una evidente inexactitud al contraponerse el mutuo acuerdo a la solicitud de uno de los cónyuges con el consentimiento del otro, porque es evidente que en ambos casos concurre el acuerdo. La contraposición, pues, -supuesto que actúa, como presupuesto, el mutuo acuerdo- está entre la de demanda conjunta, y la demanda de uno con el consentimiento del otro, como modalidades que comportan un mismo tipo de procedimiento.

 

El acuerdo no sólo se refiere al pronunciamiento principal en que consiste la separación (o el divorcio), sino también a las medidas contenidas en el convenio regulador que se debe presentar.

 

Básicamente, la no aprobación del convenio se basa en cuestiones de orden público, en relación con menores (o incapacitados, o ausentes). No ha de olvidarse, sin embargo, que los límites al principio dispositivo y a la autorregulación de intereses a aprobar judicialmente tienen también que ver con la protección del cónyuge débil. El art. 90 del Código civil alude a la aprobación judicial de los acuerdos, ?salvo si son dañosos para los hijos o gravemente perjudiciales para uno de los cónyuges?. Este referencia a la protección del cónyuge, recogida en la ley sustantiva, da paso, bien que excepcionalmente, a la posibilidad de la intervención judicial por razón de abuso de derecho, incluso en materias que, en línea de principio, pertenecerían al Derecho dispositivo.

 

La ?denegación? de la aprobación judicial ha de realizarse mediante ?resolución motivada? (art. 90 del Código civil), lo que significa que la sentencia que dé lugar a la separación pero no apruebe alguno de los acuerdos del convenio debe motivar dicha desaprobación. Y lo propio cabe decir del Auto que resuelva negativamente sobre la nueva propuesta.

 

El art. 750 LEC mejora la regulación anteriormente existente en materia de representación procesal y defensa letrada de las partes, por ejemplo en supuestos de no aprobación del convenio; pero no supera una de las disfunciones existentes; y es que en la práctica puede dictarse sentencia con ausencia de defensa letrada y representación procesal de una de las partes. Porque una cosa es que ambos cónyuges puedan valerse de una sola representación y defensa (art. 750.2 LEC), y otra, distinta, que es lo que viene ocurriendo con alguna frecuencia, que sólo una de las partes esté asistida, mientras que la otra, como mera consentidora de la separación, se limite a firmar y a ratificarse en el convenio, sin abogado que le asesore y sin Procurador que le represente.

 

 

 

 

?>
No Existen Notificaciones