Escrito de contestación a la demanda de incapacitación suscrito por el presunto incapaz
Marginal : 906789

ESCRITO DE CONTESTACIÓN A LA DEMANDA DE INCAPACITACIÓN SUSCRITO POR EL PRESUNTO INCAPAZ [1].

 

Procedimiento número...

 

AL JUZGADO

 

Don/doña M.N., procurador/a de los tribunales, en nombre y representación de don/doña (el que corresponda), mayor de edad, con domicilio en..., según resulta de la escritura de poderes que acompaño para unión a los autos de su testimonio y devolución del original, ante el juzgado comparezco y, como mejor proceda en Derecho, DIGO:

 

Que a través del presente escrito, y en virtud de la representación conferida, procedo a contestar en tiempo y forma la demanda de incapacitación interpuesta contra mi mandante, a la que me opongo en función de los siguientes antecedentes fácticos y razonamientos jurídicos.

 

HECHOS

 

Primero. Que si bien es cierto que mi representado fue diagnosticado de esquizofrenia paranoide por el médico psiquiatra don..., no es menos cierto que la medicación prescrita permite llevar una vida estable y normal en todos los sentidos. No se encuentran disminuidas las facultades para regir la propia persona y bienes, como por el contrario apunta el demandante. Esta parte entiende que ha de prevalecer la presunción de su capacidad, pues la misma nunca puede resultar destruida a la vista de la demanda presentada.

 

Segundo. A partir de los medios de prueba introducidos en la causa por la contraparte, puede observarse cómo los desórdenes públicos protagonizados por mi mandante se suceden en fechas anteriores a su diagnóstico psiquiátrico, que no tuvo lugar hasta el último internamiento realizado, a partir del cual, y atendida la medicación idónea, nunca más se han producido altercados similares.

 

El deterioro familiar aludido sólo es cierto entre los litigantes en este pleito, el demandado se ha encontrado al cuidado de su abuelo, actor en la causa y administrador de sus cuantiosos bienes, viviendo ambos en el mismo domicilio.

 

Las recientes nupcias del demandante motivaron la llegada de los hijos e hijas de su nueva mujer, doña..., treinta años más joven que él, y alteraron sensiblemente la estabilidad emocional del demandado, pero no hasta el punto de necesitar su incapacitación.

 

Tercero. Durante todos estos años ha sido el patrimonio de mi representado, heredado de sus padres, su propio sustento y el de su abuelo, que luego incluyó a la mujer de éste y su progenie, carente de ingresos, y que han sido citados por el actor como testigos. Considera esta parte que el motivo del presente procedimiento no es otro que el interés económico subyacente a los hechos, sin base real en causa alguna de incapacitación.

 

Cuarto. Padecer una deficiencia inhabilitante no impide que la sintomatología externa resulte marginada con un tratamiento médico oportuno o remedio terapéutico adecuado. El sujeto puede comportarse con normalidad en la vida familiar y social, sin que aparezcan razones para proceder a su incapacitación.

 

Hace años esto no hubiera sido posible, condenando al enfermo a un largo período en frenopáticos de discutibles condiciones. Los avances de la psiquiatría y la bioquímica permiten, en cambio, un comportamiento prácticamente normal. Por consiguiente, no basta el carácter persistente de la enfermedad que padece el demandado, a la vista del resto de circunstancias.

 

Quinto. Como prueba de los anteriores hechos, se hacen propias las pruebas documentales aportadas de contrario, y se incluye copia autenticada del testamento por el que el demandado heredó sus actuales bienes (doc. 1). Entre ellos se incluye el inmueble en el que viven actualmente los litigantes, aportando escritura de propiedad (doc. 2) y cuentas bancarias de donde se obtienen rentas suficientes para el sostén de nieto y abuelo (doc. 3), y que demuestran el movimiento de pagos a favor de ambos. De igual modo, se niegan todos aquellos hechos no expresamente reconocidos en el relato fáctico que se ha efectuado y que puedan perjudicar los intereses de mi representado.

 

FUNDAMENTOS JURÍDICOS

 

Primero. Esta parte se muestra conforme con el proceder manifestado por la contraria, prescrito en el artículo 753 de la Ley de Enjuiciamiento civil. De igual modo entiende correcta la competencia judicial indicada por los artículos 85.1 LOPJ y 45 y 756 LEC.

 

Segundo. No se discute la legitimación activa de don..., por aplicación del artículo 757.1 LEC, ni la legitimación pasiva en atención al primer párrafo del artículo 758 LEC.

 

Tercero. El artículo 199 del Código civil prescribe que nadie puede ser declarado incapaz sino por sentencia judicial razonada a partir de una o varias causas establecidas en la ley, patentes a la vista de la prueba propuesta. En el proceso de incapacitación, donde predomina el interés público, se persigue evitar que personas sin capacidad puedan ser dueñas de sus actos, pero junto a ello debe recordarse que los seres capaces no pueden ser limitados en sus posibilidades de actuar en libertad. El de incapacitado constituye un estado civil limitativo de derechos, por lo que se somete a las causas tasadas que lo determinan bajo el principio de legalidad, y afecta al derecho fundamental al libre desarrollo de la personalidad, consagrado en el artículo 10.1 de la Constitución española.

En el presente juicio no concurre ninguna de las causas de incapacidad genéricamente expuestas en el artículo 200 CC, pues aun cuando la enfermedad sufrida por mi mandante es grave, con la medicación prescrita se permite el autogobierno de su persona y bienes.

 

Cuarto. A la vista de lo alegado en el tercer antecedente de hecho, y en virtud del artículo 405.2 LEC, el órgano judicial no podrá considerar la admisión tácita de hechos perjudiciales a esta parte, pues se ha negado o admitido sobre todo lo alegado por el actor en su escrito de demanda.

 

Quinto. Entiende esta parte que no debe declararse la incapacitación reclamada en la demanda, sino desestimar la acción ejercitada y condenar en costas al actor, de conformidad con el artículo 394.1 LEC, con expresa manifestación de su mala fe e imposición de la multa prevista en el artículo 247.3 LEC.

 

Sexto. De forma alternativa a lo expuesto en el fundamento jurídico anterior y salvando los extremos fácticos que no se corresponden con la realidad, el estado de salud referido en el escrito de demanda aconsejaría que la medida a tomar no tenga que ver con la tutela. El grado de discernimiento es patente, pues aun aceptando el contenido pericial médico aportado por el demandante se desprendería cierta capacidad en los ciclos de la enfermedad descrita. En tal caso, la curatela sería adecuada, pues no supliría la voluntad del afectado, sino que operaría un refuerzo, control y cauce a modo de complemento para una capacidad deficiente. Se trataría, por tanto, de asistencia y protección, a ofrecer en los actos que haya de realizar el demandado y que se especifiquen en la resolución judicial que resuelva el supuesto.

 

En todo caso, de ser mi representado sometido a curatela, la misma debiera ejercitarse por organismos públicos, y nunca por el demandante, pues son notorios los intereses ilegítimos del mismo, que en la actualidad han propiciado unas relaciones muy negativas.

En virtud de lo expuesto,

 

SOLICITO AL JUZGADO:

 

Primero. Que tenga por presentado este escrito con sus copias y por contestada en plazo y forma la demanda de incapacitación presentada.

 

Segundo. Que tras la práctica de la prueba propuesta y admitida se dicte sentencia desestimatoria, imponiendo las costas procesales al vencido en juicio, con expresa manifestación de su mala fe procesal y correspondiente multa.

 

Tercero. Que subsidiariamente se declare una incapacitación parcial y sometimiento del demandado a una institución tutelar pública, que se haga cargo de aquellos extremos que el juzgador crea convenientes, y en su caso comunique la resolución judicial a los Registros públicos que correspondan.

 

El otrosí serviría para solicitar las medidas cautelares que se consideren necesarias, que en el presente caso podrían pasar por el desalojo del demandante del domicilio que comparte con el demandado, en pos de la propia salud de éste, y la asistencia que para el demandado sea precisa en el ínterin judicial.

 

 

Es Justicia que pido en la ciudad de..., a (fecha).

 

 

Firma de letrado                                                                             Firma de procurador

A.S. (y núm. colegiado)                                                                M.N.

 

 

 

 

Notas:

 

[1] Se sigue la pauta del artículo 405 LEC, si bien en este modelo se prescinde de la exposición de las excepciones materiales o procesales, inadmisibilidad de acumulación de acciones y otras alegaciones que pongan de relieve cuanto obste la válida prosecución y término del proceso mediante sentencia sobre el fondo. Asimismo, y en orden a lo apuntado en el artículo 751.1 LEC, no es posible el allanamiento (art. 405.1 LEC), sin perjuicio de las materias de libre disposición (art. 751.3 LEC).

?>
No Existen Notificaciones